Sobre como me encontré (con @RiversCuomo cantando ‘¿Quién como tú?’ de Ana Gabriel)

Esta es una reseña doble.

Por un lado, un ensayo sobre el más reciente material discografico de Rivers Cuomo & Co. (a.k.a Weezer): Everything Will be Alright in the End” (#EWBAITE, para más corto). Por el otro, una narración sobre lo vivido en su presentación en la Ciudad de México como parte del festival Corona Capital 2014 (a.k.a. Corona Lodazal). El lanzamiento del nuevo disco y el mencionado concierto tuvieron apenas unos cuantos días de separación.

Comencemos con el disco.

weezer

Desde hace varias semanas/meses pudimos darnos cuenta de lo que se estaba cocinando en las nuevas canciones gracias a pequeñas muestras que se fueron presentando al público todos los miércoles de forma religiosa en la forma de misteriosos cortos cinematográficos musicalizados. Desde los primeros de estos cortos se notaba algo extremadamente esperanzador: guitarras, muchas guitarras. Sobre todo solos de guitarra, un recurso que había sido inexplicablemente ignorado por Cuomo en al menos los últimos tres albums de Weezer y que había sido sustituido por otros recursos, desde colaboraciones con raperos  como Lil Wayne hasta la participación de Kenny G con un solo de saxofón en una versión en vivo de ‘I’m your daddy’ del album Raditude.

Los títulos de las canciones también revelaban algo esperanzador: referencias a personajes y momentos históricos. ‘Da Vinci’, ‘Cleopatra’, ‘The British are coming’, ‘Return to Ithaca’. Todos esos nombres que sugerían que habría un regreso a las raíces operísticas que se habían explorado hace ya muchos años en el emblemático segundo álbum, Pinkerton.

Y finalmente vino la revelación del primer sencillo, ‘Back to the shack’, una canción que abiertamente declaraba, tanto en sonido y letra, que la agrupación estaba determinada a dejar de experimentar con cuestiones que no fueran las propias de una banda primordialmente rockera. Referencias a regresar a la actitud de 1994, a usar la stratocaster junto con el strap del rayo, dejar que Pat (Wilson) regresara a tocar la batería y no la lead guitar como lo hizo por algún tiempo cuando Josh Freese, baterista de NIN, se unió a Weezer por un tiempo (entre la época de los albums Raditude y Hurley), el regreso a las guitarras distorsionadas con Big Muff….. todo eso se conjugó de forma balanceada en una canción que parecía ser un combinado de los mejores riffs y estructuras melódicas de exitos anteriores de la banda.

Pero faltaba escuchar el producto final. EWBAITE comenzaba a vislumbrarse como el disco que finalmente podríamos voltear a ver los Weezer fans como el otro álbum digno de ser mencionado a la par del Blue y Pinkerton, vacas sagradas de la discografía de los californianos.

Y es que yo soy de los de la idea de que sólo el Blue Album y Pinkerton habían logrado tener una cohesión completa de principio a fin que no se había logrado en ninguno de los discos posteriores. Ni siquiera en el ignorado y melancólico Maladroit. Pero para mi sorpresa y deleite, después de escuhar EWBAITE, finalmente puedo decir que la espera terminó. No hay canción en el disco que de ganas de saltarse, no hay forma de no quererlo escuchar al menos dos veces seguidas, los solos de guitarra épicos están presentes en prácticamente todo el álbum. Y me refiero a solos de guitarra que bien podrían darle batalla a otros tan icónicos como los de ‘Say it ain’t so’, ‘Only in dreams’, ‘Tired of sex’ o ‘Perfect Situation’. Hay de hecho una trilogía al final de EWBAITE (‘The Futurescope Trilogy’) que es mayoritariamente instrumental y basada en múltiples overdubbs de guitarras. Las letras son también de lo mejor en mucho tiempo, sin dejar de ser autobiográficas en muchos casos, son divertidas e inteligentes. Tómese como ejemplo el coro de ‘Da Vinci’ que recita “Even Da Vinci couldn’t paint you/ Stephen Hawking can’t explain you/ Rosetta stone can not translate you/ I’m at a loss for words“. Personalmente, sólo ver relacionados los nombres de tres genios como Da Vinci, Hawking y Cuomo en un solo instante del espacio-tiempo ya es razón suficiente para tener sonrisa asegurada.

El track abridor, ‘Ain’t got nobody’ deja entre ver las raices metaleras de Rivers, para después convertirse en un tema con estribillo pegajoso y puentes aventurados. Canciones como ‘Go away’ y ‘Lonely girl’ nos recuerdan porque sigue siendo válida la profética frase de “I look just like Buddy Holly“. La canción que se viene anunciando como el segundo sencillo, ‘Cleopatra‘, es una joya que pasa por todos los estilos conocidos de la banda y que pinta a que se convertirá en una clásica contemporánea.

El arte del disco es también digno de mencionarse. Desde la portada de Pinkerton no se veía algo tan sencillamente bien logrado y de impacto visual contundente. Un monstruo cuadrúpedo que atraviesa unas montañas nevadas sobre un fondo cobrizo. Es bueno que le pongan atención a ese detalle ilustrativo, sobre todo cuando aún quedan muchos colores por explorar para futuros álbumes en que quieran usar por portada solo a la banda en fondo monocromático.

Habiendo dicho lo anterior, mi nuevo ranking de albums de Weezer queda así:

1. Blue.
2. Pinkerton.
3. EWBAITE.
4. Maladroit.
5. Make Believe.
6. Green.
7. Red.
8. Raditude.
9. Hurley.

Nota del editor: El ranking anterior que nos había entregado el autor está aquí y aquí.

wcc

Y sobre el concierto en el Corona Capital

Setlist sólido, lleno de hits de todas sus épocas mezclados con tres canciones del EWBAITE. Mi sexto concierto de Weezer, con lo que oficialmente se han vuelto la banda que más he visto en vivo, aunque sólo una vez en México.

Muchos momentos emotivos, de los cuales resalto:

1. El haber abierto con ‘My name is Jonas’.
2. El parcticamente perfecto español hablado por Rivers Cuomo en todo momento al público (incluyendo el slang propio de México).
3. La “=W=” gigante sobre el escenario.
4. El cover a ‘¿Quién como tu?’ de Ana Gabriel. Será interesante enterarse después como es que conoció la canción originalmente.
5. El dueto con Bethany Consentino para ‘Go Away’.
6. El regreso de Rivers al escenario para ‘Undone (the sweater song)’ vistiendo la playera de los Tiburones Rojos del Veracruz.
7. El estreno de la primera parte de la Futurescope Trilogy (The Waste Land) en vivo.
8. El momento en que cada integrante de la banda canto una frase de ‘Pork and Beans’ y Pat Wilson la cambio por la letra de ‘Hunger Strike’ de Temple of the Dog.
9. La lluvia, que afortunadamente no arruinó el momento, pero si le agregó un toque nostágico al concierto. Nota mental: Primera vez que voy a un festival solo a ver una banda solo para después salirme.
10. El cierre con ‘Buddy Holly’ y el solo de toda la banda en las percusiones/batería.

Esperemos regresen pronto para un concierto solo para ellos y donde toquen de principio a fin EWBAITE.

El setlist de ayer:

My Name Is Jonas
Hash Pipe
Perfect Situation
Ain’t Got Nobody
Island in the Sun
Quién como tú  (Ana Gabriel cover)
Go Away  (with Bethany Cosentino)
The Waste Land
Beverly Hills
Say It Ain’t So
Pork and Beans
Undone – The Sweater Song
(If You’re Wondering If I Want You To) I Want You To
Buddy Holly

Texto: Homo Rodans

Foto: Sam J. Valdés López

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s