Un Apocalipsis Moderno – 1

cronicasMayo9

“El primer ángel tocó la trompeta, y hubo granizo y fuego mezclados con sangre, que fueron lanzados sobre la tierra; y la tercera parte de los arboles se quemó, y se quemó toda la hierba verde”.

Apocalipsis 8, 6-7

El fuego había comenzado a descender sobre la tierra desde las 7:15 P.M. La gente corría como loca de un lado para otro. Unos hacían lo que nunca habrían hecho, pues sabían que ya nada importaba, dentro de poco iban a morir. Otros se congregaban en sus casas para hacer oración, esperando estar entre el grupo de los elegidos. Era increíble cómo el fuego consumió todo. El heroico cuerpo de bomberos no pudo hacer nada en contra de su avasallador paso, ya que este parecía caer como cascada, como si tuviera vida propia y estuviera consciente de la impotencia de los pobres humanos que trataban de extinguirlo con unos carritos rojos y unas mangueras. Esta lluvia infernal duró sólo 12 minutos, después de ese tiempo no quedaba mucho que incendiarse, todas las ciudades, bosques, selvas, desiertos y pueblos quedaron totalmente reducidos a cenizas.

Después de la lluvia, la plaga comenzó a descender sobre la tierra, aniquilando lo poco que quedaba a su paso, no tenían misericordia de nadie, niños, mujeres, hombres, ancianos, pervertidos, todos caían, uno a uno, presas del terrible dolor causado por esas langostas. Eran unos pequeños insectos alados que parecían saltamontes, dotados de picos afilados en las patas, lo que hacían difícil repelerlos con las manos desnudas, tenían una especie de antenas filosas con las que podían detectar el calor del cuerpo y servían para dirigir la ponzoña que tenían en la cola, igual que las de los escorpiones, pero con doble aguijón, el cual penetraba una y otra vez en la piel de sus víctimas, en las cuales infligían llagas rojizas que inmediatamente emanaban pus.

El Papa salía en todos los canales de televisión, y ¿por qué no? ¡Era la era electrónica! “Únanse y arrepiéntanse, hermanos míos, el fin está cerca, Cristo habrá de reinar de nuevo”. Las direcciones de Internet relacionadas con alt.apocalipsis.faq que normalmente eran visitadas por gente enferma o locos que no tenían nada que hacer y que gustaban de burlarse de lo que era serio para algunos, pero ilógico e improbable para otros, estaban teniendo una gran demanda a tal grado que la transferencia hacia todas las cuentas era de 2 bytes por segundo, claro que ya no hubo comunicación después de las 7:19. Obviamente el comentario del Papa estaba más que sobre entendido, incluso los herejes, sabían que algo malo estaba ocurriendo, y era obvio que sus raíces provenían desde arriba…

Sin embargo ¿Quién pudo haberse imaginado que el fin del mundo iba a comenzar precisamente aquí en México?….

Palabras: Guillermo Vellenaweth

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s