Diarios de Jean – Vallarta (01/06/06)

DSC00074

A la redacción de este Cuchitril de Sitio Web (TM) han llegado una serie de notas en formato de diario de una tal Jean. No sabemos quién sea ella en realidad, pero venían acompañadas de unas fotos bastante preciosas. Tal vez encuentren ustedes en estos escritos algo con lo que se identifiquen.

01/06/06

¿Michael Stipe será un ángel? ¿O un santo o alguna especie de entidad pacificadora?

Viendo el video en vivo de Man on the moon que viene incluido en el Best of REM, de repente su sonrisa atrapa y da ternura y paz y un feeling chido y dan ganas de quererlo.

Ayer fue mi segundo día sin chela. Cosa rara, salí a caminar por la playa en la mañana y es de un azul tan diferente. Caminé y caminé y caminé aprovechando que no había tanto sol y llegué al muelle donde intentaban pescar y vi un par de pececillos enormes y vivos.

Algo raro está pasando conmigo. Un día no pude ver como destazaban a un pez y huí rápidamente, pero he dejado morir hormigas y abejas y hoy no hice nada por un pajarillo muerto que encontré en el camino. No es que deje de preocuparme por la naturaleza sino que al menos estos días me estoy concentrando solamente en mí… al menos eso creo.

Total que caminé por horas y horas y luego regresé a bañarme y después volví a salir para mi cita con el sol (la puesta de sol). Oh sorpresa, tuve que caminar todo el centro de Vallarta porque había un evento que después me supe era el de “La gira Bandamax”, y me gustó tanto el ambiente porque me recordó el caos que se arma en el Defe alrededor de los foros donde va a haber algún concierto y me doy cuenta que empiezo a extrañar mi vida, mi familia, mi ciudad.

Llegué justo a tiempo para la puesta de sol y me senté en una piedra a ver cómo el sol se ocultaba, mientras un chico andaba corriendo y haciendo yoga en la arena. Luego salí de allí, de esa zona medio gay de la playa y fui hacia el malecón, donde había fiesta grupera de alegría contagiosa y mucho ruido y luces.

Las fiestas en provincia tienen ese color y calidez que no encuentro en otro lado, y aunque prefiero observarlas de lejos, no dejan de ser un espectáculo raro. Aparte en el kiosco estaban regalando pastel, y como buena adicta al azúcar tuve que ir por mi pedazo. ¡Muy bueno! Esponjosito y con fresas. Pero con todo y eso me quedaba el feeling de no pertenecer ahí, a ese lugar, a toda esa banda apasionada de la banda. Quería quedarme a los fuegos artificiales (hana-bi) pero era tarde y estaba sola y no sabía si iba a ser fácil regresar a mi casa postiza, así que regresé al lugar donde teóricamente pasa el camión y esperé.

En el inter fui víctima del comentario no ofensivo pero si cómo decirlo… no sé…del comentario tirador de onda, y eso me saca de onda porque aquí, como diría Oliver, hasta las feas son guapas… y yo… yo la neta solo soy una naranja mecánica…

Estar aquí me ha servido hasta para eso, para recuperar mi autoestima, para no andar con los hombros caídos o con desconfianza y para sonreírle a la gente. Hasta pienso es esa rola de Fobia que dice que no todos son villanos queriéndote matar. Creo que tiene razón.

Adiós paranoia (como Fitter, Happier de Radiohead). Adiós tristeza, adiós obsesiones, adiós complejos, hola libertad, hola botella de licor, adiós bolsa de basura con la historia de esta semana, hola mala memoria, hola mundo, hola arena, hola personas que sonríen en la calle, hola vendedores que no intentan convencerte de que lleves algo que no es para tí.

Esta ciudad es chida, insisto en ello.

Palabras e imagen: Jean.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s