Don't adjust your opinion

Negative Pegasus – Psychic Energy

En la tradición de rock experimental, donde bandas como Oneida, People of the North y Psychic Ills gobiernan e gusto del más oscuro de los conocedores, una pequeña banda llamada Negative Pegasus, de la brillante ciudad costera de Brighton, Inglaterra, pide permiso para tener tu atención.

Pero en vez del tan usado (y esterotípico) “I beg your pardon” de los bebedores de thé y galletas digestivas, Negative Pegasus hace lo que jamás funciona en el tráfico Mexicano : mover a los demás con una avalancha de sonidos estridentes.

Largas y crujientes distorsiones, tan sabrosas como los chicharrones con Valentina, limón y Salmonellosis que vendía Don Casimiro afuera de la escuela de monjas, Negative Pegasus es rudo, pero nunca merol, aturde, más no confunde. Hay un orden en el caos que esta excelente banda nos brinda.

El telón es rasgado a guitarrazos con ‘How it happens’, el estridente despiporre que abre este disco (también llamado Negative Pegasus). Como un río salvaje que divide a la psicodelia con el más puro estilacho rock pesado, la banda navega sin problema alguno. ¿Lagartos? Ellos deberían temerle a la banda. ‘Ottoman Silver’ nos muestra un lado (ligeramente) más lento y tranquilo. Aquí es donde la banda abraza totalmente esa psicodelia de la que tanto nos cuentan, llena de sonidos espaciales, reverberación y voces espectrales que se van como el viento. El viento se torna en vendaval con ‘Floating Omen’, otro aniquilante y apabullador show de atmósferas y ritmos experimentales. Sobra decir que hay momentos en que ni la banda ha de saber que fregados están tocando, pero se divierten ampliamente, a veces coqueteando con el tan fabuloso math rock, a veces siendo  el clásico indie fashion. ¡Canela pura!

Sobra decirlo, pero lo diré claramente: no es un álbum comercial. No lo digo para ser el típico mamachueco elitista que cree que esto es “demasiado” para tí. Sólo advierto que hay momentos donde llegan a ser muy abstractos y reconozco que es un género que no a todos les gusta. A mí en lo personal me gusta cuando una banda coquetea gacho con feedback y crea cosas con estructuras pasajeras (como las canciones ‘A single fuck’ y ‘Soaker’), pero, reitero, sé que no es de todos los gustos. Aunque cuando Negative Pegasus arremete con todo el brío a la onda rockera, la verdad no le pongo ni un pero. ‘Psychic Energy’ es brutal, con una energía igualada solamente por aquél conejito de las baterías.

Nuestro viaje de pachulí y el fantasma de María Sabina se acaba pronto con la apremiante ‘Visitation’, que combina los estridentes arreglos que la banda ha usado para aturdirte y de pilón, 2 minutos de feedback, experimentación con pedales y platillazos/tarolazos, al más puro estilo de última canción de concierto. Quedamos exhaustos al escucharlos y ellos también al terminar la cátedra.

 Texto: Sam J. Valdés López

Negative Pegasus Bandcamp. Facebook. Myspace. Soundcloud. Twitter. Last.fm.

About these ads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 3,973 other followers